palabras

Las palabras son el material con el que construimos las ideas, los conceptos, todo nuestro universo abstracto. Todo aquello que no está hecho de metal ni madera, que no tiene una carga de electrones y que, en buena medida, conforma la matriz de nuestra evolución, se ha realizado usando palabras como material.

Y es por eso que el léxico y la gramática son tan importantes a la hora de definir nuestro mundo. Si no existen términos para algo, es imposible que algo exista. Del mismo modo, lo que hablamos y escribimos, es. De ahí que surja un constante debate sobre el lenguaje para hacerlo más inclusivo y menos discriminatorio. Más positivo. Un ejemplo: el lenguaje no sexista, tan defendido por unos como despreciado por otros. …Seguir leyendo →

Cristina Pedroche Campanadas 2016Llevo varios días mordiéndome la lengua con el tema del vestido de Cristina Pedroche en las Campanadas pero creo que al final voy a tener que escribir algo para no reventar.

De primeras yo solo quería decir una cosa: que el vestido es feo. Bueno, feo no, horroroso, horroroso.

Esta debería haber sido toda la discusión posible sobre el dichoso vestido de transparencias de las Campanadas. Y parece mentira, pero el discurso feminista ha puesto su dedo de acusar sobre este despropósito de gasa y macramé y su discurso se ha vuelto como un boomerang para darnos a todos en los dientes. De hecho, la polémica se ha convertido en un juego de muñecas rusas llenas de machismo y feminismo que obvian la opinión de la propia protagonista.

En todos los textos presuntamente feministas que leo en contra de la “cosificación e hipersexualización” de Pedroche veo agujeros como ruedas de tractor (no me preguntéis el porqué de esta comparación). Primero porque se pasan la voluntad de Pedroche por el arco del triunfo -parece que las ganas de polémica pueden- y la miran desde arriba con una mezcla de desprecio y paternalismo que asustan: no sabe lo que hace, es tonta, está alienada. ¿Y si no es tonta? ¿y si sabe lo que hace? ¿y si tú estás siendo machista al juzgar a otra mujer y ningunear su poder de decisión sobre su propio cuerpo, que no es el tuyo, por adalid de la causa que seas? Nos olvidamos, parece, de ese principio básico de que la libertad de uno acaba donde empieza la del otro y viceversa.

A Cristina Pedroche se le ha criticado por guapa, por menos guapa, por no ser suficiente delgada, por posar en revistas de hombres y, básicamente, por cualquier cosa relacionada con su físico. Ella, con eso, la verdad es que siempre ha sido bastante inteligente y madura: kilo arriba, kilo abajo, guapa pero de chica de al lado, guste o no, ha dicho que no le importaba y ha seguido trabajando. Tiene doble licenciatura y lleva esforzándose por mejorar en televisión bastante tiempo. Comparadla en ‘Zapeando’ con sus comienzos en ‘Sé lo que hicisteis’. Y mira que nunca ha sido santo de mi devoción, pero hay que reconocerle el esfuerzo. No es solo esa chica florero que nos vende alguna feminista de baratillo oportunista (sí, Barbijaputa es un ejemplo) para darse su baño de clicks.

Además, Cristina Pedroche es graciosa. Y hay a quien Cristina Pedroche no les hace gracia. Pero nadie de los que se llenan la boca de machismo, postmachismo, feminismo, postfeminismo, patriarcado y la madre del cordero discuten sobre esto. Tampoco discuten sobre si su colaboración a diario en ‘Zapeando’ y la conducción de ‘Pekín Express’ son méritos suficientes, o no, para situarla como uno de los rostros más relevantes de la cadena y dar las Campanadas. De todo esto no se habla. Se habla de lo que el dichoso vestido tapa de su cuerpo. Se arma un discurso a costa de obviar su faceta profesional, su caracter, sus valores, sus motivaciones y su libertad de elección. Y si eso, queridos amigos, no es cosificar a una mujer, que venga Simone de Beauvoir y lo vea.

Más machista que su vestido es, en mi opinión, juzgar como se ha juzgado a Pedroche y tratar de coartar su libertad para hipersexualizarse tanto como se quiera. Porque así vamos para atrás, a la época de no enseñar la pantorrilla y guardar el recato. Decide no depilarte o proclama el #freenipple, pero hazlo tú, sin imponer.

Bravo Cristina Pedroche por ponerte el vestido que quisiste en tu propio cuerpo. Era horroroso, sí, pero era el que tú quisiste. Que solo seas tú quien pueda juzgarte sobre cómo vistes. Yo sigo usando pantalones de pana.

spice girls madrid 2007 david beckham

Hace 8 años estábamos helados de frío haciendo cola fuera del recinto de Madrid Arena.

La noche antes cogimos un bus de Málaga, a eso de las doce, y yo iba sentado con otro Álvaro. Fue uno de esos viajes en los que se supone que debes dormir pero no puedes. Llegamos a Madrid como a las 7 de la mañana, en un día de invierno bien frío, no como el de este año. Yo pregunto ingenuamente: “vamos a desayunar y luego damos una vuelta por Madrid ¿no?”, y Maxi​ me dice que no, que nos vamos directos a la cola. No doy crédito, pero acepto porque estaba en minoría. No recuerdo haberlo pasado peor por el frío en mi vida. Al menos desde las 7 y pico que llegamos al recinto hasta que a las once o doce el sol empezó a calentar un poco… …Seguir leyendo →

azulejos de lisboaAl viajar a Portugal, los ojos se nos llenan de color cuando paseamos por las calles de sus ciudades y recorremos con la vista las fachadas de sus edificios revestidas de azulejos. Con más de cinco siglos de historia en el país luso, el azulejo es hoy día todo un emblema nacional, una expresión artística y una seña de identidad de su urbanismo. Y cómo no, motivo de deleite para los visitantes.

Reconozco haberme ensimismado entre los diferentes motivos de los azulejos de Lisboa en mi último viaje a esta preciosa y decadente ciudad, y haber cruzado de acera en acera, saltando de calle en calle, a la búsqueda de una nueva composición de azulejos que fotografiar. …Seguir leyendo →

clickbait

Son tiempos convulsos para el periodismo. De un tiempo a esta parte, portales webs y medios tradicionales que por fin han desembarcado en el entorno online se han quitado los pudores y están haciendo cualquier cosa por obtener el tan ansiado click. Y el clickbait, ese anzuelo en redes sociales para que el cándido usuario pinche en un enlace (y genere así ingresos) se ha convertido en su principal arma pero también en el eje del bochorno más absoluto.

La ética periodística, el rigor y la seriedad se dejan a un lado cuando los medios se tienen que poner en plan cazarrecompensas. Los titulares periodísticos han desaparecido. No indexan, no hacen pinchar, no interesan. …Seguir leyendo →

Esta camiseta la compre en el concierto de Benidorm de 2004, durante la gira Borrowed Heaven Tour. Recientemente la he rescatado de un cajón.

Esta camiseta la compré en el concierto de Benidorm en 2004 de la gira Borrowed Heaven Tour. Recientemente la he rescatado de un cajón.

Durante muchos años fui fan de The Corrs. Bueno, lo sigo siendo, y vosotros que leéis esto también. El grupo irlandés y sus edulcoradas canciones con aires celtas nos trajo más pájaros en la cabeza sobre el ideal del amor que la propia Disney, y fue bonito creer en todo aquello. The Corrs representa la idealización del amor en la adolescencia, esa creencia de que una historia de cuento ambientada en praderas irlandesas era posible. Podemos decir, sin temor a equivocarnos, que The Corrs es a nuestro tiempo lo que el Arcipreste de Hita a la Edad Media.

Y ahora que el grupo ha decidido volver a juntarse para grabar un nuevo disco, es el momento perfecto para repasar la trayectoria de The Corrs y devolverles al lugar de honor en nuestros corazones que se merecen. ¡Vámonos de revival! …Seguir leyendo →

segway madridHabía visto miles de veces a los turistas corriendo por la ciudad sobre dos ruedas pero nunca había probado cómo iba eso del segway. Y la verdad es que me llamaba la atención, pero hasta hace unas semanas nunca me había animado a montar. El paseo en segway es más divertido de lo que parece y una manera diferente de recorrer Madrid, o cualquier otra ciudad.

El segway es un transporte ligero de dos ruedas y autobalance, es decir, que lo controlamos moviendo nuestro cuerpo hacia delante y hacia atrás, y giramos echando el peso hacia los lados. Si queréis uno, cuesta alrededor de 7.000 euros, por lo que yo antes de comprármelo me decidí a probarlo una tarde. …Seguir leyendo →

las peores verduras del mundo

La foto es de: AbbieValk. Yo tengo una orden de alejamiento sobre varias verduras.

Siempre he tenido fama de delicado con la comida porque, como a la mayoría de los niños, nunca me gustaron muchos alimentos, especialmente la alfalfa y otras cosas que crecen del suelo. El tiempo no me lo ha corregido. Sin embargo con el resto de comidas no suelo tener problema, me gustan todas las carnes incluido el cordero o las de caza, el pescado y la mayoría de potajes, siempre y cuando, claro está, no incurran en la inclusión de los alimentos vegetales prohibidos durante su elaboración.

Mi tía Manmen me preguntó, mientras apartaba yo pacientemente los guisantes de un arroz tres delicias al que me invitó (quien llamó “delicia” a los guisantes es que no sabe nada de los placeres de la vida), que cuáles son las verduras que menos me gustan. Así que nos pusimos a elaborar un ranking de las peores verduras del mundo. Y aquí van, de mejor a peor y clasificadas por categorías. …Seguir leyendo →

qué ver en tenerifeHace ya un añito del blogtrip a Tenerife que tan buenos recuerdos me dejó. Cuando vas de blogtrip hay dos cosas que influyen en la experiencia: el destino y la compañía. Sobre lo primero, Tenerife me encantó porque no es sólo un destino de playa como muchos puedan creer, tiene mucho que ofrecer; y en cuanto a la compañía, el #TenerifeTrip formó un grupito que encajamos como la maquinaria de un reloj suizo, lo cual cuando viajas es imprescindible.

Las risas y el disfrute fueron el motor de todo nuestro viaje, y Ana, Chefi y Víctor se convirtieron desde entonces en amigos míos. Sin ellos, no habría sido tan apasionante descubrir qué ver en Tenerife y qué se puede hacer en esta isla. …Seguir leyendo →

restaurante maru bo sam madridEste mes mi amiga Inés se casa con un coreano. Mi primera boda de religiones mixtas, nada menos. Se fue allí a estudiar por un año y luego decidió quedarse a vivir y echar raíces. Y yo siempre me he preguntado qué tendrá Corea para que le guste tanto. Así que a falta de unos miles de euros para tomar el vuelo hasta Seúl y descubrirlo, me fui a la calle de la Reina de Madrid donde, al menos, podía descubrir la gastronomía coreana. Allí, en la misma calle que el famosísimo Yakitoro de Chicote, está el Restaurante Maru, un local de decoración extraña pero con una muestra imprescindible de la comida de Corea del Sur.

La comida coreana tiene dos particularidades, así de entrada. Por un lado, es típico que te cocines tú mismo algunos de los platos en la barbacoa, y en el Restaurante Maru casi todas las mesas tienen una eléctrica incrustada para ir cocinando. Por otro, nos advierten que la cocina coreana es MUY picante. Sí, en mayúsculas. A mí me gusta el picante y aún así algún plato se me hizo fuerte. La camarera se reía advirtiendo: lo que para los españoles es MUY picante, para los coreanos es poco. …Seguir leyendo →