Nueva etapa

Mañana comienza una nueva etapa. Mi segundo máster universitario, esta vez en periodismo cultural. Ha sido una semana de debates internos y externos, de sopesar pros y contras, de entrar y salir en callejones sin salida, de presión y perder un poco los nervios, amén de la esperanza. Pero al final llegó la decisión, no sé si buena o mala, pero es la decisión que he tomado. Voy a hacer el máster. Otro. A menos que un golpe de suerte dé un giro de timón a los acontecimientos. Nunca está de más creer, aunque tampoco pongo ya demasiados recursos mentales en ello.

Sé que estoy preparado para ejercer, con mis conocimientos y experiencia, como periodista cultural u otras actividades, pero no tengo la oportunidad real de hacerlo. Las otras alternativas tampoco son nada halagüeñas. Voy a pagar, en tiempo y en dinero (dinero que no es mío siquiera), por intentar abrir nuevas puertas que probablemente se me cierren en la cara, pero ese es un desenlace que no podemos anticipar. Voy a intentarlo. De nuevo.

Siento en parte que estoy dando un paso atrás, que merezco una oportunidad en lugar de sentir el fracaso como respuesta a todo el esfuerzo realizado hasta ahora. Un fracaso inducido por un sistema que, a su vez, es un puro fracaso. Siento que no es justo. ¿Pero acaso la vida es justa? No. Ni tampoco estética. Sólo real.

Me siento agradecido por todo lo que tengo. No dejo de valorarlo. También por quién soy, por cómo siento y por quiénes sois algunos. Eso nunca lo olvido.

Nueva etapa que comienzo con muy poquita esperanza, con apenas fuerzas, pero con el convencimiento de que debo luchar. Sobreponerme. Porque no queda otra. Por quienes no me dejan caer. Quizás del mismo modo en que los ciclos que abordé con inicial ilusión acabaron en desastre este otro se torne en victoria por relación inversa. Barata teoría. O quizás estemos sólo en manos del azar.

Despertador a las 8:30. Ya veremos qué pasará.

Gracias a todos los que, durante estos días y muchos otros, me habéis apoyado, escuchado, aconsejado y alentado. Las palabras son más fuertes que el metal, los abrazos un lenguaje supremo. A mis padres, siempre. A Víctor, Nico, Félix, Nayin… a todos los que sientan que son mis amigos. GRACIAS.

One thought on “Nueva etapa

  1. marpe
    7 octubre, 2013 at 13:09

    Mucho ánimo. Afronta la nueva etapa con muchas ganas que el futuro ya vendrá. Las decisiones que hemos tomado en el pasado, hacen que seamos la persona que hoy día somos, y tú, eres estupendo :D

Deja un comentario