Rincones de Madrid: El Capricho

el capricho madridMadrid es una ciudad que me encanta, estoy enamorado de ella. Tiene vida, tiene alma y, sobre todo, tiene contrastes. Es una ciudad en la que puedes pasar del axfisiante ajetreo de las zonas más urbanas a la total tranquilidad de sus parques o a idílicos barrios que parecen pueblecitos. Es por esto que quiero dedicar un poco de espacio en mi blog a hablar de la ciudad, mostrando mis rincones favoritos de Madrid.

Y para empezar he decido tirar de algo no especialmente conocido, los Jardines de El Capricho. Sí, todos conocemos El Retiro, pero nada tienen que envidiar a éste los otros jardines, si acaso su céntrica ubicación. Porque para llegar a este parque tendremos que ir en metro hasta casi el final de la Línea 5 (precisamente hasta la parada El Capricho), pero el viaje merecerá la pena.

Fui allí por primera vez, y de momento única, hace ya dos primaveras con la Blani, en una mañana soleada y bastante calurosa. El parque nos recibió amparándonos en su sombra, dándonos de respirar el fresco aire de sus árboles e invitándonos a recorrer sus caminos para descubrir los “caprichos” que guarda. Y es que el parque debe su nombre precisamente a esto, a una serie de edificaciones de recreo, o caprichos, que amenizan el recorrido, tales como la casa de cañas del lago, el abejero, el invernadero, el templo dedicado al dios Baco o la ermita. Un rinconcito precioso al que tengo ganas de volver a ir. Eso sí, una pena que el laberinto esté cerrado y no pudiésemos entrar a jugar.

Fotos de El Capricho, Madrid

Si queréis conocer un poco más a fondo este parque, su historia y otros datos de interés, os invito a ver el artículo que hice sobre ello en Diario del Viajero.

En Se me pasa el arroz | Mis viajes en Diario del Viajero

Deja un comentario