Lo que quedó del año 2013

se me pasa el arroz viajes 2013

Llegado el fin de este 2013 toca el momento de sentarse a echar la vista atrás y hacer balance de lo que ha dado de sí el año. Y en estas me doy cuenta de varias cosas. La primera es que tengo una memoria horrible y me cuesta recordar con claridad lo que ha pasado. Yo soy más de quedarme con el poso que con los detalles. También veo que ha sido un año de cambio, otro más, y que empezó bastante mal aunque en el último tramo ha ido mejorando… ¿síntoma de que 2014 será mejor? Esperemos que sí.

Al final, los problemas han dado paso a nuevos caminos, y las personas han llenado de buenos momentos el día a día. Las relaciones han ido recalculándose constantemente, y no me arrepiento del tiempo junto a nadie. Las personas son lo que importa, y no el dinero, eso lo tengo bien claro. Las aspiraciones y el querer superarse, no obstante, son indispensables. Ha sido el año de ponerse las pilas, y de trabajar más que nunca, aun sin tener trabajo.

Miro hacia atrás y veo cosas buenas y malas en 2013, pero me siento feliz de que no encuentro nada de lo que arrepentirme. He actuado siempre acorde con mis principios y pensamiento, y he sabido rectificar o disculparme si he visto que he metido la pata. Ser uno mismo, eso que parece tan claro desde fuera, es algo que se va aprendiendo poco a poco y me siento orgulloso de haber sido más yo que nunca.

Y como no quiero que sea una red social la que elija por mí cuáles han sido los momentos más interesantes de mi año, los elijo yo. Quince, por poner un número más o menos redondo. Y no es necesario que sean proezas. Faltan algunos, eso sí, que me los guardo para mí mismo, y otros que probablemente haya olvidado y no por eso no importaron. Todos han construido lo que soy, y eso queda.

puenting alvaro onieva

Así, 2013 fue…

1. El año en que hice puenting con Nico, de saltar al vacío y superarse. Y de las buenas conversaciones que tuvimos.

2. El año de los 40 días.

3. El año que visité Combarro, Ávila, Monfragüe, Logroño, Chinchón, Laxe y más… De los paseos por el Retiro.

retiro semepasaelarroz4. El año que nació Clara.

5. El año que abrí AgenTV y Se me pasa el arroz.

6. El año de Víctor y Javi, y de Chipiona.

7. El año de Musicauciados, y de trabajar en equipo con Félix.

8. El año del gimnasio cool, y de sacar pechotes.

9. El año que fui al Festival de Vitoria por primera vez.

se me pasa el arroz 2013

10. El año que volví a las clases.

11. El año que presenté ‘Once upon a time’ en el Festival de Series.

12. El año de Alonso Cano. De la pizza que se creyó calzone, la camiseta de Nintendo, el colacao y la taza.

calzone se me pasa el arroz

13. El año que me puse brackets.

14. El año que entré al #SpoilerHotel.

15. El año de RuPaul. Y del “If you can’t love yourself, how the hell are you going to love somebody else?”.

rupaul if you can't love yourself how the hell are you going to love somebody else

¿Algún propósito para el nuevo año? Bueno, ya tengo una lista de cosas que hacer y como digo estoy bastante conforme con mi desempeño como persona en el año que dejamos, así que no tengo mucho más que añadir a esto. Seguir así, seguir creciendo, nunca parar. Aunque teniendo en cuenta la mala memoria de la que os he hablado al principio, quizás sí deba a comprometerme a dar más uso a este blog y reflejar los grandes momentos que están por venir, y recordar los que ya han sido y aún no he compartido. Porque compartir es vivir.

¡Nos vemos en 2014!

Deja un comentario