Guía de lugares de Madrid para tener una primera cita y qué significan

primera cita filmoteca

La Filmoteca, la única Meca del gafapastismo madrileño en la que no sirven cupcakes ni brownies.

El mundo de las citas da para escribir libros y libros con teorías, estrategias e interpretaciones. Pero todo tiene un principio, y este asunto comienza con una primera cita. En la sociedad en la que vivimos raro es que se dé una segunda oportunidad si la primera cita no ha ido bien, del mismo modo en que no volvemos a un restaurante si la comida era insípida o el trato del personal fue grosero. Por eso es tan importante montárselo bien desde el principio si queremos que la cosa funcione.

Uno de los mayores interrogantes a la hora de concretar una primera cita (o sucesivas) es a dónde ir. Normalmente uno propone y otro se deja llevar. ¿Qué es mejor? Depende de lo que quieras. El lugar de la primera cita dice muchísimo de quien lo propone, como veremos a continuación, así que si quieres mostrarte a través del sitio y dar imagen de persona resolutiva propón tú dónde quedar, pero si prefieres tener algo de información extra pídele que te sorprenda.

En Madrid son muchas las cafeterías, terrazas, bares y otros establecimientos donde tener una primera cita, así que aquí van unas cuantas recomendaciones y los significados que encierra ir a ellos. De entrada descarto los restaurantes porque es mucha inversión para un plan que no estás seguro de si te será agradable, amén de que nunca sabes si tendrás que salir por patas… Quedar para solamente dar un paseo es de rácanos. Así que mejor un café o unas cañas. Aquí va la guía de locales de Madrid:

Cafeterías acogedoras

primera cita azul de fucar

El Azul de Fúcar. Por que hay vida más allá de Malasaña y Chueca.

Mi opción predilecta para un encuentro de este tipo es ir a una cafetería cuqui/acogedora del centro. Crean un ambiente tranquilo donde tener una conversación distendida para conocerse y siempre hay cosas ricas que tomar. Al no ser lugares muy caros puedes incluso tirarte el farol de pagar o, incluso, hacerlo. Sólo recomendable si la persona te gusta mucho y crees que puede ser medianamente recíproco, porque sino habrás palmado pasta para nada. Dice de ti que eres una persona urbana pero tranquila y en cierto modo hogareña, reflexiva. Pide una bebida medianamente sofisticada (no un simple café con leche) y nunca tarta a no ser que la otra persona lo haga primero, lo cual debería mosquearte. Sugerir compartir la tarta puede ser extremadamente peligroso, nunca comas más de la mitad que te corresponde pero tampoco seas un rácano que divide la porción en dos nada más llegar a la mesa.

En esta categoría mi principal recomendación es La Paca (Calle Valverde, 36), un sitio tranquilo con sofás y decoración vintage muy agradable a precios bajos. Nunca elijas un asiento más cómodo que el suyo, y cuidado con elegir un sofá para dos porque puede ser invasivo. El coulant de chocolate es delicioso. Otra opción es El Azul de Fúcar en la zona de Cortes (Calle Fúcar, 1), más retirado del circuito general de cafeterías cuquis de Malasaña, lo cual es un plus de diferenciación. Por último recomendaría el Café Belén (Calle Belén 5) en Chueca, muy íntimo y con las luces tenues para crear ambiente, pero sentados en sillas para que la cosa no sea Jauja.

De cañas en El Palentino o en Oldenberg

primera cita oldenburg

Porque no todo en la vida va a ser una lata de Mahou, en Oldenburg hay montones de cervezas que probar.

Lugar más mítico de Madrid que El Palentino no puede haber. Es cutre y ese es su encanto. Se trata de una tasca en la Calle Pez 8 (en otros sitios aparece como dirección Plaza Carlos Cambronero, 1) regentada por unos señores mayores donde la gente va de cañas y, de paso, se pide unos bocatas que están muy ricos y son baratos. El Palentino dirá de ti que tienes mundo, que eres una persona enrollada a la que no le importan las apariencias y que con la elección de algo tan desenfadado no has querido impresionarle, porque ya eres suficientemente genuino por ti mismo. ¿Lo eres? Si puedes dejarlo todo a tu encanto personal y tu labia, este sitio es el indicado, aunque como suele estar hasta arriba prepárate para elevar la voz para tener una conversación medio normal. Hay mesas, pero sólo he conseguido sentarme en ellas una vez en mi vida, así que os tocará estar de pie.

En un tono similar pero menos tirado y más sofisticado, pero sin pasarse de cool, recomendaría la Cervecería Oldenburg por Chamberí (recientemente trasladada a la esquina de calle Hartzenbusch 12 con calle Cardenal Cisneros 10) donde se pueden probar distintos tipos de cervezas. Si no sabéis cuál elegir, id a lo seguro con una Grimbergen.

Terrazas de hoteles o el Círculo de Bellas Artes

primera cita hotel de las letras

Vistas de Gran Vía desde la terraza del Hotel de las Letras.

Que te lleven a la terraza de un hotel siempre es una opción más exclusiva que el resto de las aquí mencionadas y, en general, puede transmitir que tienes clase, dinero, edad o las tres cosas juntas. Este es un tipo de sitio donde pedir gintonics y cócteles, no de cañas baratunas, así que si vas de alto standing luego queda cutre pagar cada uno lo suyo así que te tocará pagar por haber propuesto venir aquí. Por tanto, hazlo sólo si la ocasión merece realmente la pena. Los hoteles y terrazas de este tipo tienen la ventaja de que en verano se disfruta de estar al aire libre en plena ciudad y son tranquilos pero ambientados. De los que he estado recomiendo, por ejemplo, la terraza del Hotel de las Letras en mismísima Gran Vía (número 11), que es pequeñita pero bonita, con mucha madera y plantas. Otra opción, también cercana y muy popular es la terraza del Círculo de Bellas Artes, pero está bastante más visto. En el lado opuesto, no recomiendo ir a la terraza del Hotel Óscar porque os hará parecer que tenéis poca personalidad y vais a rebufo de modas ya muy pasadas. Es hortera.

Cine y café cinéfilo

primera cita ocho y medio

En el Ocho y Medio hay de todo. Son como las tiendas de chinos pero de postín.

Ir al cine en una primera cita generalmente no me convence. Si se supone que os vais a conocer, entonces ¿por qué el plan es pasaros dos horas en silencio mirando una pantalla? Eso dejádselo a las parejas que ya no tienen nada que contarse… Aún así soy consciente de que el cine tira mucho como plan, así que mi consejo es combinarlo con un café. Lo ideal es que dicho café sea antes, ya que llegar y meterse a la película es muy abrupto, y así si estás interesado/o en tu cita puedes proponer una caña tras el visionado y si no salir por patas. El café de después tiene la ventaja de que puedes comentar la película y así tener un tema del que hablar para romper el hielo. Tú verás.

¿Y qué opciones hay? Siempre tirando de dar buena imagen, puedes tirar del clásico plan de la Filmoteca, que además es barata, y combinarlo con el Terral que está justo en frente (Calle de Santa Isabel, 14) y donde ponen unos sándwiches muy ricos, aunque a veces tardan en servir. Si sois más sibaritas podéis tomároslo dentro de la propia Filmoteca que tiene una cafetería dentro. La otra opción es ir a los Cines Golem o Renoir Princesa por Plaza de España y hacer tándem con la cafetería Ocho y Medio (Calle de Martín de los Heros, 11). El plan es el mismo pero aquí podréis ojear libros de cine si os aburrís mutuamente, aunque a veces es un poco agobiante. El plan del cine dice de ti todos esos valores culturetas que se asocian a los cinéfilos, así que tú mismo.

Viajeros en La ciudad invisible

primera cita la ciudad invisible

Yummy!

Uno de mis locales favoritos es La Ciudad Invisible (Costanilla de los Ángeles, 7), una cafetería temática de viajes donde podemos coger libros y guías de las estanterías. Cosa que no haremos en una primera cita, obviamente. Pero aún así esos valores nos serán asumidos por proponer este lugar. Somos gente viajera, libre, inquieta y cultivada. Si nos queremos tirar el rollo de “he visto mucho mundo” nos podemos situar en la gran mesa central de la planta de arriba donde otros clientes pueden sentarse con vosotros porque “esto es muy típico en muchos países”, aunque la verdad puede ser muy corta rollos. La planta de abajo es más íntima y hay algún que otro sofá donde ponerse cómodo. Los batidos y tartas merecen la pena.

Sitios a los que no recomiendo ir en una primera cita:

- Areia Colonial Chillout (Calle Hortaleza, 92). Ir a este sitio dice claramente: quieres tema. Y eres un poco Cristiano Ronaldo de baratillo.
- McDonald’s/Burger King. Eres un CUTRE. Y ya.
- El jardín secreto (Calle Conde Duque, 2). Es DEMASIADO romántico y le vas a espantar.

Y bien, ¿a dónde vais a proponer ir en vuestra primera cita?

One thought on “Guía de lugares de Madrid para tener una primera cita y qué significan

  1. 17 julio, 2014 at 10:22

    Me ha encantado todo todito todo :)

Deja un comentario