Guardianes de la galaxia: puro entretenimiento y carisma espacial

guardianes de la galaxiaLlegaba al preestreno de ‘Guardianes de la galaxia’ sin apenas saber nada sobre la película porque prefería ponerme frente a la pantalla del próximo gran blockbuster sin ninguna influencia externa. Antes de comenzar el visionado, el director de SensaCine –que organizaba el evento- comenta: «dicen de ella que es la nueva ‘Star Wars’». Quizás decir eso sea aventurarse demasiado porque a ‘Guardianes de la galaxia’ le falta algo de profundidad en su discurso y, además, necesitaríamos una década por medio para hacer semejante comparación con perspectiva.

Pero dejémoslo claro: ‘Guardianes de la galaxia’ mola, mola mucho. Tras haberme aburrido como un ficus con ‘Los Vengadores’ y después del despropósito que fue la irrupción de Marvel en televisión con ‘Agents of SHIELD‘ (empezó correcta, pero me perdió por al cuarto o quinto episodio de sopor), que una película como ‘Guardianes de la galaxia’ sea capaz de mantenerme entretenido durante 122 minutos es todo un logro. La cinta es puro entretenimiento y es algo que no podemos desdeñar.

Aunque la historia es un A, B, C muy sencillo que no pillará a nadie por sorpresa en sus giros de guión convenientemente divididos en tres actos, el relato es igualmente disfrutable gracias a mezclar en las dosis adecuadas acción y épica, una nueva mitología en la que introducir al espectador, algo de humor gamberro, toques de nostalgia ochentera (deberíamos pasar ya página con esta década) y, sobre todo, un conjunto de personajes llenos de carisma que brillan en pantalla. Los contras: la presentación del villano y su motivación son de lo más simplonas (es un loco radical, fin); y por otro lado carece de moraleja pero, mirándolo por el otro lado, tampoco está la manida moralina yanqui, así que damos el visto bueno.

Es en los protagonistas de la película donde saltan las más vergonzantes comparaciones entre ‘Guardianes de la galaxia’ y la televisiva ‘Agents of SHIELD’, pues se pone de manifiesto que las carencias de la serie no estaban tanto en el presupuesto en efectos especiales como en el desacertado casting de actores. Y que nadie diga que en el casting también habrá diferencias presupuestarias porque hasta hace poco ahí estaba Chris Pratt de (maravilloso) secundario en ‘Parks and recreation’ esperando su gran papel. Y ahí está esa broma de protagonista que es Brett Dalton.

Es más, con ‘Guardianes de la galaxia’ podemos llevar a la literalidad la frase “hasta un palo tiene más carisma que tú”, pues el árbol humanoide Groot hecho por ordenador se convierte en un roba-escenas, aunque mi preferido es Rocket el mapache cibernético. Lo que no cabe duda de que entre todos forman un equipo de esos a los que te gustaría sumarte para recorrer la galaxia, como pasaba con Han Solo y Chewbacca.

No sorprende, no transciende, no aburre. No se la pierdan. Larga vida a los ‘Guardianes de la galaxia’.

P.D. Shock total al ver a Lee Pace –el eterno Pastelero de ‘Criando Malvas’- encarnando a un malo malísimo.

Deja un comentario