Pad Thai, mi primera vez en un restaurante tailandés

pad thai madrid

Mi alma de tester me pide probar cosas nuevas cada dos por tres, y como en los últimos años he descubierto los placeres del buen comer -de pequeño era un pejiguera y no me gustaba nada-, de vez en cuando me gusta probar restaurantes nuevos o, incluso, gastronomías distintas. Y este es el caso, tocaba probar suerte con la comida tailandesa.

La idea me llegó a través de la recomendación de Espacio Madrid, y como decían que el precio era asequible y que la comida estaba buena, decidí probarlo por mí mismo. Quedé para comer en Pad Thai con Álex, que hacía tiempo que no le veía. Reservé mesa para ir después del trabajo (¡porque ahora tengo trabajo!) porque como está en el Paseo del Prado me pillaba cerca para ir andando, aunque no habría hecho falta porque había sitio de sobra.

Escogimos el menú del día, que son 8,95€ (lo sirven a mediodía de lunes a viernes) y nos sirvieron todo en un momento. Rapidísimos. Hago un inciso para los que aún tengan prejuicios sobre la higiene de los restaurantes asiáticos: Pad Thai está limpio como una patena, y además el local es tranquilo y agradable.

De primero había rollito Thai, ensalada Bangkog, yam de pepino, satée y sopa de verduras. Nosotros optamos los dos por el satée, que es una brocheta de carne de pollo con una salsa de cacahuetes un poquito picantita (no mucho) que la verdad estaba muy rica. De segundo, decidimos elegir dos platos diferentes y compartirlos para así probar más cosas.

Las opciones eran: ternera con albahaca Thai, ternera o pollo con cacahuetes, curry panaeg de pollo, pollo con albahaca Thai, pollo o ternera o cerdo picados con cilantro y chili, verduras salteadas, pechuga de pollo crujiente con salsa de limón natural Thai o Pad Thai con gambas. Nosotros cogimos el Pad Thai, porque si un plato da nombre al restaurante cómo no lo vas a coger, y el cerdo con cilantro y chili. El Pad Thai son unos fideos de arroz, de sabor algo así como los tallarines de los chinos pero muchísimo más suave, y siendo más anchos y muy finos. Venían salterados con gambas, huevo, cacahuetes y algún trozo de verdura. Llena y no se hace pesado, lo recomiendo. Por su parte, el cerdo venía en la salsa de chili y picaba muchísimo. Y os lo dice alguien a quien le gusta el picante. El menú incluye bebida, postre y un cuenco de arroz como acompañamiento. Así que mezclé el arroz con el cerdo y su salsa y así el picante se hacía más llevadero y quedaba un conjunto interesante.

Pad Thai

De postre me tomé un flan y Álex nata con nueces, que venían como garrapiñadas. Como nos sirvieron todos los platos casi a la vez estuvimos picando de esto y de aquello mientras ponía al día sobre el trabajo y él me contaba las novedades en su vida. En definitiva, Pad Thai es una buena elección si quieres conocer la gastronomía tailandesa. Un local agradable, comida rica y a buen precio.

Dirección: Paseo del Prado, 40.
Metro más cercano: Atocha
Teléfono: 914200964
Horario: De 11:30 a 17:00 y de 19:30 a 00:00.

Deja un comentario