7 canciones pop para sobrevivir a la Semana Santa

sister act canciones sobrevivir Semana Santa

Llegan las vacaciones de Semana Santa y, mientras todos tus contactos de Instagram te llenan el time line de fotos en Punta Cana o Gran Canaria, tú te quedas en casa con la esperanza de cazar algún rayo de sol primaveral por tu ciudad. Pero llueve, llueve mucho. Y te encierras en casa, pero no hay nada en la tele más que miniseries sobre la Biblia. Y sufres, y tu único consuelo es ver cómo lloran los cofrades porque su paso tampoco sale este año por el mal tiempo.

Pero son fechas de amor y redención, así que aún estás a tiempo de cambiar el chip y disfrutar de la Semana Santa, aunque sea de una forma rara, atea y pop. ¿Cómo? Con este ranking de 7 canciones pop para sobrevivir a la Semana Santa sin la estridencia de las cornetas ni el ruido de los tambores. Siéntente libre de ponerte la mantilla para vivirlas con más duende.

God is a DJ – Pink

Después de una semana de rave entre drogras, tatuajes, orgias y no lavarse, Pink se despierta con una resaca de caballo y tiene una revelación: Dios es un DJ. Y se va por la calle a cantarlo vestida como la butch queen que es. “If God is a DJ, life is a dance floor, love is the rhythm, you are the music”.  Y luego de rave otra vez.

J.C. – Mecano

Nacho Cano quería montárselo con Jesucristo, seguramente porque envidiaba su melena, y compuso este tema para el disco ‘Aidalai’. Según él, pretendía retratar al “Jesús de la calle”. Muy bien. El tema que también se conoce como ‘Tú y yo’ (pero no vivamos el momento) y habla de la búsqueda de Jesús por las calles y por la vida y de cómo se mete en miles de movidas por seguirle. Y al final le encuentra y se enrollan. Recordemos que Mecano siempre componía en masculino aunque cantase Ana, así que sí, un hipotético Nacho es el primer caso declarado de crucifilia.

I say a little prayer – Aretha Franklin

Una canción tan simple como efectiva. Ella rezaba por ti hecha unos zorros sin maquillar ni peinar ni nada. Porque todo el rato pensaba en ti. Hay millones de versiones de este tema, pero sin dudar me quedo (y vosotros también) con la de Aretha Franklin.

Judas – Lady Gaga

Lady Gaga y Judas Iscariote, dos personajes con más haters en el pop y la Biblia respectivamente se dieron la mano gracias a la música. En su disco más flop, su single más machacón y su pesadez extrema por provocar mediante la religión (lo hizo mejor con ‘Alejandro’), la madre de todos los monstruitos se marca este temita dedicado al traidor más famoso de la historia (con permiso del vecino de Belén Esteban) como alegoría de enamorarse del hombre equivoado. Y no, no es un remake malo de ‘Bad Romance’.

Like a Prayer – Madonna

A Madonna siempre le ha dado rabia que Gaga haga cosas que ella cree que inventó hace años y el público le ría la gracia. No vamos a entrar en si Madonna fue pionera en usar conceptos religiosos en sus provocaciones o no, pero está claro que lo hizo antes que la monster. El súmmun fue el videoclip de ‘Like a Prayer’, donde la Ciccone mezclaba racismo con religión, levitaba, se sumaba a un coro góspel, le salían estigmas y se casi enrollaba con un Cristo negro. Pop.

En tu cruz me clavaste – Chenoa

¿Qué mejor manera de rememorar la crucifixión de Jesucristo que con Chenoa? Vale, no es una canción relativa a la fe cristiana, pero sus fans debimos aplicar mucha fe ciega en nuestra ídola de la isla de las ensaimadas para tragarnos este videoclip en el que Laurita es la protagonista de un videojuego de la play en el que canta en la Mezquita de Córdoba vestida de David Civera en ‘Bye bye’. Y al rapero. Sea como sea, si hay cruz y clavos nos vale como canción de Semana Santa.

I will follow him – BSO Sister Act

Hubo un momento en nuestra infancia en el que todos quisimos vestir el hábito e internarnos en el convento Santa Catalina para formar parte de ese grupo de monjas marchosas que nos presentó ‘Sister Act’. Y es que Whoopi Goldberg era mucho en los 90. Cerramos el ranking con este tema, religioso a más no poder, en el que las monjas manifestaban que seguirían a Dios hasta el final y que servía como cierre de la película. Hicieron bailar al mismísimo Papa.

Y a vosotros, ¿qué canción os anima la Semana Santa y os hace Believe más que a Cher?

Deja un comentario