Azulejos de Lisboa

azulejos de lisboaAl viajar a Portugal, los ojos se nos llenan de color cuando paseamos por las calles de sus ciudades y recorremos con la vista las fachadas de sus edificios revestidas de azulejos. Con más de cinco siglos de historia en el país luso, el azulejo es hoy día todo un emblema nacional, una expresión artística y una seña de identidad de su urbanismo. Y cómo no, motivo de deleite para los visitantes.

Reconozco haberme ensimismado entre los diferentes motivos de los azulejos de Lisboa en mi último viaje a esta preciosa y decadente ciudad, y haber cruzado de acera en acera, saltando de calle en calle, a la búsqueda de una nueva composición de azulejos que fotografiar.

Breve historia del azulejo en Portugal

El uso del azulejo en Portugal surge en el siglo XV, tras un viaje del Rey Manuel I de Portugal a España donde quedó fascinado por los coloridos azulejos moriscos. Precisamente, los primeros azulejos que llegaron a Portugal eran mudéjares, policromados y decorados con motivos geométricos, producidos en Andalucía con la técnica de la cuenca o arista (que separa las formas y colores levantando pequeñas aristas) y la técnica de la cuerda seca (que los delimita mediante surcos).

azulejosde portugal estilo mudejarAl tratarse de un material barato, el azulejo se extendió como forma de revalorizar estéticamente fachadas de edificios, interiores y espacios urbanos. Así, en el siglo XVI su uso estaba generalizado en el país y se iniciaba la producción nacional, con el impulso de la aparición de la técnica mayólica, que permite pintar sobre el azulejo utilizando esmaltes metálicos y hacer así un azulejo “plano”.

Durante el siglo XVIII se restringirá el uso del color al azul y blanco, alcanzando con esta combinación una apariencia muy armoniosa que invadiría palacios, casas, iglesias y conventos, fuentes, jardines o escalinatas.

A lo largo de la historia, el azulejo portugués se ha visto influenciado por los gustos de distintos lugares (Italia, Flandes, países árabes o La India), distintas corrientes artísticas (rococó, neoclasicismo, eclecticismo…) y se han producido tanto azulejos figurativos, que representaban escenas religiosas o motivos bucólicos de la naturaleza, la caza o la mitología, hasta composiciones abstractas inspiradas en formas vegetales o basadas en figuras geométricas.

azulejos de lisboaEn Lisboa existe un Museo Nacional del Azulejo, ubicado en el convento de la Madre de Deus. En mi última visita a Lisboa no pasamos por él, pero sí vimos el poco conocido Museo del Agua que, precisamente, acogía una exposición temporal con azulejos figurativos del siglo XVIII traídos del anterior, algunos de ellos no exhibidos hasta el momento, y todos ellos con un tema común en sus representaciones, el agua.

azulejos portugal blanco y azulFotografías de azulejos de Lisboa

Las fotografías de este artículo están realizadas, en su mayoría, en los barrios lisboetas de La Alfama, La Baixa, Chiado y Barrio Alto. Y por cierto, sólo hay un motivo de azulejo que se repite en dos fotografías, ¿sois capaces de descubrir cuál?

azulejos de lisboa azulejos de lisboa azulejos de lisboaazulejos de lisboa azulejos de lisboaazulejos de lisboa azulejos de lisboa azulejos de lisboa azulejos de lisboa azulejos de lisboa azulejos de lisboa azulejos de lisboa azulejos de lisboa azulejos de lisboa azulejos de lisboa azulejos de lisboa azulejos de lisboa azulejos de lisboa azulejos de lisboa azulejos de lisboaazulejos de lisboa azulejos de lisboa azulejos de lisboa azulejos de lisboa azulejos de lisboa azulejos de lisboa azulejos de lisboa azulejos de lisboa azulejos de lisboa azulejos de lisboa azulejos de lisboa azulejos de lisboa azulejos de lisboa azulejos de lisboaazulejos de lisboaazulejos de lisboaComo curiosidad, en la web Azulejos de Portugal puedes comprar online algunos preciosos.

Nota: Todas las fotografías están hechas por mí, a excepción de la que encabeza el artículo que es de Roberto Arévalo.

Deja un comentario