dalia“Eres dalia muy hermosa
mas te falta lo mejor,
el perfume embriagador
que Dios concedió a la rosa”

Un día de sol, visitando el Parque Dalieda de San Francisco, en Madrid, mi madre me dijo que esto recitaba mi abuela sobre las dalias.

geocaching“Hay un juego que te va a encantar, se llama geocaching”, fueron las palabras de Nayin. Un rato después, me había vestido y había bajado a la calle a buscar el primer tesoro y comenzaba la locura. Desde entonces, varias personas me han preguntado por el tema, así que he decidido escribir una mini-guía para aquellos que quieren saber qué es el geocaching y cómo comenzar a jugar.

Se trata de un juego a nivel global cuyo objetivo es buscar tesoros que otros participantes han escondido previamente. A estos tesoros, llamados geochachés o cachés, llegaremos gracias a unas coordenadas gps y unas pistas. Siempre son contenedores que guardan, al menos, una libreta de registro dentro para que dejemos constancia de nuestro hallazgo y, si el tamaño lo permite, incluyen pequeños juguetes para intercambiar. Si coges uno, debes dejar uno de igual valor. Pero para que no os llevéis decepciones, sed conscientes de que no habrá ni oro ni plata, normalmente hay tonterías (tipo regalo de huevo Kinder) pero que gusta intercambiar no por el valor económico sino por el juego. …Seguir leyendo →

la mochila de mamá

Los GPS son unos cachivaches peligrosos, tentar la suerte lo es más. Es la enseñanza que me queda del viaje de vuelta desde Plasencia de este finde junto a Marta de La Mochila de Mamá (que es más de trolley que de mochila y no es madre ¡estafadora!). ¿Sabéis esas veces en que apuras el tiempo de antes de salir de casa, no porque estés aún arreglándote sino por ninguna razón aparente, y luego vas justísimo de tiempo a dónde has quedado o a coger un tren? A mí me pasa mucho y, por lo visto, a Marta le pasa algo parecido con apurar la reserva de gasolina.

Después del Travel Bloggers Meeting, un evento de blogueros de viaje que este año se realizaba en Plasencia, quedé con Marta en la Plaza Mayor para tomarnos una cocacolita fresquita y partir de vuelta hacia Madrid en su coche. Teníamos por delante dos horas y media de viaje en las que hacer balance (a.k.a. rajar) del fin de semana. Google Maps nos indicaba el camino, y no tengo muy claro cómo nos metió en una carretera dirección Salamanca. ¿Nos troleó Maps? ¿se pasó Marta de salida nublada por el éxtasis de mi conversación? Nunca lo sabremos. …Seguir leyendo →

alvaro onieva

“Hazme una foto así como si mirase al infinito casual”

Otro 20 de abril y ya van tres en este blog. No, no hemos venido a hablar de la cansina canción de los Celtas Cortos, estamos aquí reunidos para hablar de mí. Definitivamente, se me pasa el arroz. Y ya no es una bobada dramática para dar título a este blog, es toda una realidad. Me hago viejo. Los 30 están cada vez más cerca y, además de quedarme mogollón de cosas de la lista por tachar, noto como los años se apoderan de mí, o si ya sois treintañeros y queréis leerlo de forma más amable, el tránsito hacia otra etapa vital.

De unos meses a esta parte, me he sorprendido a mí mismo con un pensamiento recurrente: vuelves a casa un viernes o sábado a eso de las doce de la noche y ves a unos chaveas haciendo botellón, encamisados y entaconadas, para salir de fiesta y piensas “qué pereza, menos mal que voy ya para casa”. Y llegas y te duermes. Un fin de semana. Pronto. Porque has decidido que mañana, sábado o domingo, vas a madrugar. Sí, es el principio del fin de la mocedad. Un cambio que no tiene por qué ser a peor y que además tiene otros muchos síntomas. …Seguir leyendo →

sister act canciones sobrevivir Semana Santa

Llegan las vacaciones de Semana Santa y, mientras todos tus contactos de Instagram te llenan el time line de fotos en Punta Cana o Gran Canaria, tú te quedas en casa con la esperanza de cazar algún rayo de sol primaveral por tu ciudad. Pero llueve, llueve mucho. Y te encierras en casa, pero no hay nada en la tele más que miniseries sobre la Biblia. Y sufres, y tu único consuelo es ver cómo lloran los cofrades porque su paso tampoco sale este año por el mal tiempo.

Pero son fechas de amor y redención, así que aún estás a tiempo de cambiar el chip y disfrutar de la Semana Santa, aunque sea de una forma rara, atea y pop. ¿Cómo? Con este ranking de 7 canciones pop para sobrevivir a la Semana Santa sin la estridencia de las cornetas ni el ruido de los tambores. Siéntente libre de ponerte la mantilla para vivirlas con más duende. …Seguir leyendo →

minas de alquife abandonadas

El año pasado estuve con mis amigos explorando las instalaciones de un pueblo fantasma en la provincia de Granada. Se trata del Poblado de Minas del Marquesado, una pequeña urbe que se creó como lugar de residencia de los trabajadores de las minas de Alquife.

Recientemente me he enterado de que a esto de visitar lugares abandonados los japoneses lo llaman haikyo (literalmente “ruina”) y desde hace varios años está de moda entre los turistas nipones. Y no me extraña que haya gente que le coja el gusto a visitar lugares abandonados porque, aunque pueda parecer tétrico o carente de interés, tiene mucho encanto. …Seguir leyendo →

Renée Zellweger

Uma Thurman se ha cambiado la cara como si quisiese entrar de incógnito en Gattaca. La cirugía estética ha reformulado los rasgos faciales de la actriz de Kill Bill y en las redes sociales la gente pone el grito en el cielo porque haya hecho algo así. Una polémica que llega siguiendo la estela de casos similares como el de Catherine Zeta Jones y, más sonado aún, el de Renée Zellweger.

Nadie, sin embargo, se pregunta las razones de este reboot de su físico. Muchos dirán que estas actrices son víctimas del culto a la imagen de Hollywood, sin darse cuenta de que montando tal escándalo sobre el cambio no hacen más que alimentar esos rígidos cánones. Del mismo modo, quienes defienden la belleza en los surcos de la edad, que representan actrices como Glenn Close o Concha Velasco, cimientan otros cánones que entienden deben ser respetados. …Seguir leyendo →

El DRAMA de la noche. Es sábado y estoy enfermo. Pensé que en lugar de una mísera sopa de sobre podía pedir algo de comer. Pizza. Me apetecía, sí. Como no tengo cash, tengo que pedir online a una franquicia (mi intención inicial era pasar de ellas). Como la web de Domino’s nunca funciona, me queda Telepizza.

Hago el pedido online y me salta un mensaje de que no es seguro enviar por ahí mis datos. ¡Pero no tengo dinero en la cartera! Esta vez no tengo billetes para emergencias por casa. Me temo que tengo que abrir la hucha geek. Unos pocos euros, varias monedas de cincuenta y mucho cobre. Me pongo en contar y apenas llega a 8 euros. La pizza son 10,95€. Rebusco en cajones y bolsillos cual mendigo y encuentro un euro. Espera, es raro. Compruebo en mi libro de monedas y no lo tengo, así que debí separarlo para archivarlo, no se puede gastar. Mis monedas son intocables. Rebusco y hallo más cobre aquí y allí. Finalmente, el resultado es lo que veis en la foto: 10,95€ y dos céntimos de sobra, esos que están separados. 2 céntimos es hoy mi patrimonio. Y a ver ahora qué cara pone el pizzero…

EL DESENLACE: …Seguir leyendo →

plantar un árbol ong reforestaPlantar un árbol figura en toda lista de cosas que hacer en la vida, pero no sólo por ello la incluí en mi lista de Cosas que hacer antes de los 30, realmente era algo que me hacía ilusión. Así que busqué en internet cómo y dónde plantar un árbol en Madrid y di con la ONG Reforesta. Me apunté en 2013 para recibir su newsletter, y después de algunas fechas que no me fue posible sumarme, éste año no quise dejar pasar la oportunidad cuando informaron de sus jornadas de reforestación.

Reforesta es una ONG de escasa financiación pública que subsiste gracias a las donaciones privadas y al trabajo con empresas que desarrollan con ellos actividades de responsabilidad social corporativa; siendo, por tanto, su actividad la reforestación pero también la educación ambiental, trabajando además con colegios. …Seguir leyendo →

AhuciarAcostumbrados estamos escuchar la palabra desahucio en esa acepción que alude a cómo una persona es echada de la casa que solía ser su hogar. No nos acostumbramos, gracias a que aún nos queda humanidad, a ver las aplicaciones que tiene esta palabra a la vida. La imagen de Carmen, la anciana de 85 años desahuciada esta semana, ha recorrido las redes y los medios. Un símbolo de la España nuestra que nos toca vivir.

Desahuciados no son sólo aquellos sacados de sus hogares sino también lo son quienes sufren esa otra acepción de la palabra con la que no estamos tan familiarizados, aquella que significa, en términos más generales, “quitar a alguien toda esperanza de conseguir lo que desea”. …Seguir leyendo →